lunes, 19 de febrero de 2007

Crazy Heart

No esperaba verte. Estaba allí, de pie en la parada del bus, dejando que el tímido sol invernal me amodorrara mientras escuchaba música en el mp4, sonaba Timeless de Kate Havnevik. Entonces levanté la vista y ahí estabas, cruzando la calle, mirándome como si nada. Se me aceleró el corazón de tal manera que creí q se me saldría del pecho, solo podía sentir como el rápido bombeo de mi corazón hacia que la sangre golpeara con fuerza mis sienes. Me sentía débil, aturdida, me faltaba el aire. Entonces llegaste a mi altura, me miraste serio e hiciste un gesto con la cabeza para saludar. Te devolví el saludo a duras penas, intentando respirar. Entraste en el kiosco y me quede pensando en la expresión de tu rostro... estabas tan serio. Daría lo que fuera por volver a verte sonreír como lo hacías antes, con esa sonrisa que me calaba hasta los huesos y borraba cualquier pena. Saliste, y me miraste de reojo sin decir nada mientras volvías a cruzar la calle. Mi corazón seguía latiendo desbocado y no podía dejar de mirarte, aprovechando cada segundo tu presencia. Te echaba tanto de menos. En ese momento pensé que aunq no pudiera tener nada mas, me conformaría con volver a verte cada día, con volver a aquellos días en q tus sonrisas y miradas eran algo habitual en mi vida y no una sorpresa tan grande que mi corazón se pusiera al borde del colapso por las emociones acumuladas.

3 comentarios:

juan antonio dijo...

Felicidades, lo que has escrito es precioso, tengo novia y espero que cuando me vea sienta lo mismo que describes.
Me ha quedado una duda... la chica del relato, estuvo alguna vez con el chaval, o es un amor platónico? ya sabes mi blog, si quieres me respondes

juan antonio dijo...

mi blog es criticaizquierdista.blogspot.com

Lenuska dijo...

Gracias x el comentario, me alegro q te haya gustado ;)

Bueno, ya me pasare x tu blog y te dejare un saludito... y repondere tu duda jeje XD, prometido!!