miércoles, 23 de mayo de 2007

Recuerdos

Hoy que el cielo esta oscuro y que huele a tierra mojada no puedo evitar pensar en ti. Son recuerdos de paseos en tardes lluviosas, de ratos eternos sentados en un banco, riéndonos y dejando que el viento nos despejara después de las clases. El mismo viento frío que esta tarde mece las hojas de los árboles, recordándome con su suave susurro las horas que pasé junto a ti.


Si cierro los ojos aun puedo ver tu rostro como si te tuviera delante, y si me empeño soy capaz de sentir todavía el calor de tu mano sobre la mía. Hoy, más que otros días, esos recuerdos me inundan y yo dejo que lo hagan porque, a pesar de que duela, me alegra ser capaz de recordarte tan claramente después de tanto tiempo.

Es extraño que ya no estés y que a la vez sigas estando, sigues aquí en cada recuerdo, en cada sentimiento de la gente que te quiso. Me gusta haber formado parte de esa pequeña y extraña familia que tenías, haber sido parte de tu vida.

Y aquí, tumbada en mi cama, sigo recordándote. Recuerdo tus caricias y tu aliento sobre mi cuello cuando me susurrabas algo, recuerdo tus intensos ojos verdes y también tus manos jugueteando con mi pelo… Hoy te recuerdo y sigues aquí conmigo. Hoy te echo de menos.

--------------------------------------------

Ya sabes que nunca he sido muy creyente pero si existen los ángeles... tu ahora ya debes ser uno

3 comentarios:

laura dijo...

Es más facil tapar el sol con medio dedo que dejar de echar de menos...más aún cuando las tormentas de mayo nos humedecen los recuerdos...a ver si cambia el tiempo...
me gusta lo que escribes...

luciabruja dijo...

Que bonita relación tuvo que ser para que la recuerdes así, te envidio... :)

Besicos!

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, es muy bello eso que escribiste. Axala desde Salamanca.